Fábrica de baldosas de Limonar: la convicción de llegar al millón

Publicado: 7 diciembre, 2015 en Construcción, materiales de la construcción
Etiquetas:, , ,

 

7

Obrero elabora la losa de granito

Comprar baldosas de granito a precios más asequibles en Limonar, se torna menos difícil debido a la existencia allí de una fábrica. Aun así, requiere un poco de sacrificio pues la demanda supera a la oferta.

Los 26 trabajadores, ayudados por una tecnología italiana con ocho años de explotación, asumen la confección de baldosas de granito gris de 30×30 cm y llegan a cada fin de mes con 3 mil 650 m2 elaborados, como promedio.

Un ligero sobrecumplimiento en el acumulado, seguras las materias primas y las máquinas reparadas, propicia que se enfrenten el último mes del año con la convicción de lograr el millón de pesos en ventas, antes de que diga adiós el 2015.

Alberto Acevedo García, jefe de producción y brigada de la Fábrica de Baldosas Juan Gualberto Gómez, perteneciente a la UEB de Pisos y Terrazas de la Empresa de Materiales de la Construcción, explica que los interesados deben coordinar la compra, sino se corre el riesgo de venir hasta aquí y perder el viaje, mientras tanto, muestra el área de venta ya desprovista a la hora del mediodía.

La adquisición se realiza a través del Mincin del territorio donde se efectúa el pago, mucho más modesto que a particulares. “Los clientes minoristas reciben un producto escogido”, aclara Acevedo, “pues resultan nuestra prioridad”.

Y es que la pequeña industria ha sufrido, en ocasiones, los embates de las carencias de piezas de repuesto o materias primas que no reúnen todos los requisitos para lograr la calidad a cien por ciento. Por ello se protege a los compradores individuales con losas mejor acabadas.

También se expende este producto a la comercializadora Escambray, a las obras de la Defensa y del Gobierno.

1

Polvo de piedra llevado al área donde se confecciona la mezcla.

2

Obrero prepara la mezcla

3

Obrero prepara la mezcla

4

Obrero prepara la mezcla

5

La mezcla es llevada a las prensas

6

La mezcla es llevada a las prensas

8

Colocar las losas con precisión es indispensable para la calidad

9

La pulidora

10

Listas para la venta

Para obtener granito se necesita…

Uno de quienes más contribuye a mantener en alza el ritmo productivo es el joven Yadiel Álvarez Valle, encargado de una de las tres prensas y seleccionado como el mejor prensero del año.

Cuenta que gracias a un amigo se unió al colectivo, donde comenzó como ayudante de la mezcla, hasta que aprendió cómo se operaba la máquina, primero observando y luego practicando.

“Así estuve tres meses y lo más difícil de cogerle la vuelta fue sacar la pieza ya conformada, pues corres el riesgo de que se parta; antes me sucedía con frecuencia, ahora no. Otra de las reglas a cumplir es acomodar bien la losa para trasladarla al área de secado. Y en los días lluviosos los cuidados deben ser mayores, pues la humedad atenta contra la consistencia de la baldosa”.

Acevedo asegura que el factor humano no constituye un problema en el centro, pues el equipo de trabajo es comprometido con su labor, incluso se ayudan entre ellos, trabajan a la par y no se marchan hasta cumplir el plan de producción diario, de 363 piezas por cada prensa.

Asimismo se requieren mantenimientos constantes, así como calidad y sistematicidad en la entrada de materias primas. “Por suerte para nosotros”, añade Acevedo, “el granito lo recibimos de las propias canteras de la Empresa de Materiales de la Construcción y nos mandan el mejor.

“El proveniente desde la de Coliseo, más duro y colorido, lo destinamos a la capa de huella (la pulida) y el de Limonar, más suave, lo molemos para obtener el polvo de piedra que lleva la capa de apoyo. Este proceso lo desarrollamos nosotros mismos para que el material quede sin contaminación. También se trituran los desechos de la fábrica y así no desperdiciamos nada”.

Para impedir los baches productivos, los directivos mantienen en almacén entre 120 y 180 m3 de las pequeñas rocas. Por último, ruegan porque no falte el fluido eléctrico, pues de suceder se apagan de sopetón todos los equipos.

Luego de que los elementos de piso son conformados uno a uno y colocados con cuidado en el área de curado para lograr su fragua, son hidratados con periodicidad, pasadas las 72 horas se introducen en la pulidora y a la venta.

Pese a la tecnología semiautomática que utilizan, el piso resultante, es bastante buscado por quienes están en la última parte de la construcción.

El premio para estos trabajos, bastante duros para quienes se enfrentan a la prensa y a la pulidora, además de la calidad que favorecen las buenas ventas, son la retribución salarial y el pago de estimulación por el cumplimiento de los planes.

Cuando solo faltan 64 mil pesos para el millón recaudado, mejor resultado que en el año precedente, obreros y directivos ya se sienten millonarios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s