El mayor peligro para la Revolución Cubana es la doble moral

Publicado: 6 abril, 2015 en Cuba
Etiquetas:,

4f4Por Yamila Sánchez
La doble moral es un fenómeno demasiado extendido en la Cuba de hoy. El famoso haz lo que digo, pero no lo que yo hago, atraviesa todas las esferas. Lo peor ocurre cuando alguien, investido de cierto poder, susurra por lo bajo, en determinados círculos, lo que no es capaz de pronunciar en público.

Los que asumen el poder con tales hábitos nunca llegarán a convencer a nadie, porque ellos mismos no están convencidos de lo que dicen. Además, cómo podrán convencer a alguien cuando sus prácticas sociales los delatan constantemente.

El parlanchín que desde una tribuna adora la Revolución y sus logros, casi nunca es el que realmente la ama y lucha en su día a día por no manchar un proceso que sí ha tenido mucho de glorioso y memorable. No solo son despreciables los dirigentes y cuadros administrativos corruptos que utilizan sus posiciones para enriquecerse.

Los otros, acomodados en el primer escalón a su alcance, que acumulan sinsabores y criterios polémicos, pero se los tragan cuando piensan en lo bien que se siente disponer de un carro, gasolina gratis y una red de relaciones para resolver sus diversos problemas, esos son tan corruptos como los primeros, porque la corrupción del carácter, es la peor de todas. ¿Qué se puede esperar de alguien que ni siquiera respeta su dignidad como persona y prefiere andar camuflado como un camaleón, flotando siempre a favor de la corriente? ¿Qué respeto pueden exigir?

Esos, que no son jóvenes imprudentes, cuya personalidad está en plena formación, esos que ya han ido y venido muchas veces, y que con la picardía del gran canalla sonríen y le sacan provecho a cada circunstancia, esos ¿qué pueden criticarle a las nuevas generaciones, más sinceras y rebeldes? ¿De qué principios podrán presumir esos que venden por cualquier cosa su verdadera opinión y se limitan a comulgar con todo lo que no comparten?  Ese género de hombres y mujeres serviles no merece la oportunidad que tienen de representar o administrar los recursos de un pueblo como el nuestro.

El Bloqueo norteamericano nos ha causado un daño atroz. Nadie puede negarlo. Las campañas de subversión también han hecho lo suyo. La guerra solapada que incentiva la migración y el desaliento han herido seriamente a la Revolución, pero sin dudas, la doble moral de aquellos que ocupan cargos o responsabilidades públicas en los distintos niveles de nuestra organización social, esos son los que más daño provocan. Como Judas traicionan lo más sagrado con un beso, con una sonrisa hipócrita y dejan sin referentes honestos a los que vienen detrás. ¿Y qué puede ser peor que eso?, cuando no se multipliquen los buenos ejemplos ¿a quién imitarán nuestros hijos?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s