Violencia de género: la complicidad del silencio

Publicado: 25 noviembre, 2014 en violencia de género
Etiquetas:, , , , ,

Por Mayuri Martín García
lazo-violencia-generoEn India las mujeres resultan excluidas de las tribus y mal vistas cuando cada mes tienen la menstruación; en Kirguistán se practica el rapto de novias, las muchachas son obligadas a casarse la mayoría de las veces con un desconocido.
Más de 130 millones en Egipto y Medio Oriente han sido sometidas a la ablación o mutilación de genitales; en Estados Unidos se gastan 4 mil 100 millones de dólares anuales en asistencia médica por violencia doméstica; en El Salvador las asesinan por motivo de género; en Cuba también se visualizan rasgos de machismo aún arraigados en las subjetividades.
El problema de la violencia de género constituye una de las violaciones de derechos humanos que más trabajo continúa dando a activistas unidos en esta lucha.
Aunque existen avances y las nuevas tecnologías han ayudado mucho en tal sentido: tres indias atienden una página web sobre el ciclo menstrual que recibe 100 visitas diarias y gracias a ello algunas continúan asistiendo a la escuela o al trabajo; las egipcias se manifiestan públicamente; y las salvadoreñas exigen una ley que las ampare, lo cierto es que la mayoría padece la discriminación en el interior de sus hogares.
Estimaciones internacionales indican que el 70 por ciento de las mujeres sufren vejaciones en su vida, no solo sexuales o físicas, también se incluyen las psicológicas, evidenciadas por maltratos verbales y conductas de control, casi siempre perpetrados por parejas o ex.
Entre los factores de riesgo que conllevan a los atropellos, tanto para los autores como para las víctimas, figuran: un bajo nivel de instrucción, exposición al maltrato infantil, experiencia de violencia familiar, uso nocivo del alcohol, actitudes de aceptación de la violencia; para los abusadores además: el trastorno de personalidad antisocial, promiscuidad o las sospechas de infidelidad en la pareja.
Según los especialistas los agravios provocan homicidio o suicidio, lesiones; embarazos no deseados, abortos provocados, problemas ginecológicos e infecciones de transmisión sexual; a las embarazadas: aborto involuntario, muerte fetal, parto prematuro y bebés con bajo peso al nacer; depresión, estrés postraumático, insomnio, desórdenes alimentarios; cefaleas, lumbalgias, dolores abdominales, fibromialgia, trastornos gastrointestinales, limitaciones de la movilidad y mala salud general.
Aunque existen luchadores en todos los países que trabajan durante el año por la erradicación del flagelo, la Organización de Naciones Unidas instauró el 25 de noviembre para intensificar el llamado. La fecha conmemora el asesinato de las tres hermanas Mirabal, brutalmente masacradas en 1960 por orden del gobernante dominicano Rafael Trujillo.
Resulta un día de lucha y solidaridad, una jornada que se extiende hasta el 10 de diciembre, Día Mundial de los Derechos Humanos. Cada 25, la comunidad internacional insta a colocarse una prenda de color naranja y a reclamar protección, combatir la discriminación, fomentar la igualdad de género, y a promover normas culturales más pacíficas.
En Cuba se puede recibir ayuda en las Casas de Orientación a la Mujer y la Familia creadas por la Federación de Mujeres Cubanas y diseminadas por todos los municipios. Pedir asistencia, contar nuestros problemas, constituye el primer paso, para sacudirnos un gran peso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s