De niña a mujer

Publicado: 17 noviembre, 2014 en adolescentes, amor, jóvenes
Etiquetas:, ,

Por Mayuri Martín García

de-niña-a-mujer-605x300Dejar de ser niñas ofrece muchas expectativas. Ser adultas independientes, capaces y no tener que pedir permisos es el anhelo de muchas. De los retos que implica crecer y las inseguridades de las adolescentes trata este comentario que te propongo hoy.

El periodo de tránsito de niña a mujer algunas veces puede ser doloroso tanto física como emocionalmente. Requiere adaptación, constancia y paciencia, pues el cuerpo comienza sus transformaciones cuando aun nuestra mente no está capacitada para aceptarlas.

En estos momentos la pena suele estar presente. Creemos que todos se fijan en que nos han comenzado a crecer las caderas o los senos. La ropa, la moda, qué par de aretes usar, aquellos zapatos me gustan más, todo eso nos preocupa. Nuestra existencia se torna inconformidad y dilema, que los padres a veces no comprenden.

Por increíble que parezca, los padres también sufren con nosotros los conflictos de la adolescencia, pues ellos tratan de entendernos, aunque a veces no recuerdan mucho que unos años atrás, tenían nuestro mismos enredos.

La aceptación en un grupo social determinado adquiere notable importancia, por ello tratamos de seguir los gustos y preferencias que distinguen a nuestros amigos aunque a veces no estemos totalmente de acuerdo.

También afloran sentimientos extraños a los cuales no estamos acostumbradas y nos deprimimos con frecuencia, pero no te asustes, son situaciones normales. Aunque creas que a tu amiga no le sucede porque siempre está sonriendo, puede que en su interior tenga problemas, incluso peores que los tuyos.

No desesperes busca el apoyo de los que te quieren, pueden ser de tu edad o amigas mayores, o alguien de la familia como tu mamá, una prima o una tía. Ellas podrán contarte sus experiencias y verás que todo el mundo pasó sus buenos y malos momentos.

Con grandes conflictos o no, lo verdaderamente importante es aprender a ver la vida desde otro punto de vista, con las responsabilidades propias de los adultos. La madurez que seamos capaces de adquirir en estos años nos acompañará bastante tiempo y nos permitirá aceptarnos y enfrentarnos a los retos futuros.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s