De mañana en mañana…

Publicado: 5 septiembre, 2014 en Uncategorized
Etiquetas:, ,

Por Mayuri Martín García

Email: mayurimartin1986@gmail.com

E3B9D94FF

 

Nunca dejes para mañana los besos que puedas dar hoy.

Andrea en Facebook.

De mañana en mañana el carnero va perdiendo la lana.

Refrán Popular.

Hace unas semanas a las manos de Elizabeth llegaron los temas que debe presentar en el Consejo de Dirección de su empresa, pero ella no ha abierto ni siquiera el documento de Word.

No por falta de tiempo, pues la oportunidad se ha presentado, sino porque teme todo lo que le espera dada la crítica situación financiera de su centro. Ahora mismo no puede complicarse con tantas cosas.

“Ya sacaré algún momento, cuando el día se acerque más”, piensa y vuelve a apagar la computadora para irse a casa. Pero la preocupación no la deja tranquila. No hace más que pensar en la reunión, en qué va a decir para justificar al departamento y a los trabajadores bajo su mando.

“Hay tiempo Eli, de peores has salido… ¿Qué pensará el director del retraso de la obra? Nada, le diré que los materiales no llegaron a tiempo, que hubo problemas con la industria y bla, bla, lo mismo de siempre y se ajustará otro plazo…”

La escena de Elizabeth está matizada con un poco de ficción, claro, pocos tendrían el valor de confesar asuntos tan discretos frente a los micrófonos de una periodista.

Mas, ello no quita que la situación pueda ser la de cualquiera, no solo de un directivo que tanto influye sobre la economía y la producción de bienes y servicios; también estudiantes, funcionarios de atención al pueblo, dependientes, amas de casa… que huyen de sus obligaciones o se esfuerzan poco por asegurar lo más elemental de sus objetivos como individuos.

Falta de motivaciones, molestias, situaciones estresantes, resultados poco provechosos, hacen que estas actividades sean sustituidas por otras agradables o menos espinosas.

Tal actitud de aplazamientos, es definida por el diccionario de la Real Academia Española como procrastinación (del latín: pro, adelante, y crastinus, referente al futuro) y es tratada como un trastorno del comportamiento, que genera ansiedad por lo aburrido, desafiante, abrumador, peligroso, difícil o tedioso que pueda resultar lo pendiente.

La evasión de las responsabilidades implica obligatoriamente la dependencia de otras actividades como leer un libro, ver televisión, jugar videojuegos, comer compulsivamente, salir a las tiendas, dejarse llevar por la rutina laboral. Además, encierra sentimientos autodestructivos como la duda ante nuestras capacidades para salir adelante.

Por supuesto, hacerlo una vez puede ser un mecanismo normal de defensa, lo perjudicial está en asumirlo como costumbre, y si con dicho incumplimiento va implícito el bienestar de otros, entonces el asunto se agrava.

El procrastinador es el llamado finalista, que entrega o se prepara en el último minuto cuando no queda más opción: el estudiante, el contribuyente de la ONAT, el cliente de ETECSA, el administrativo, el delegado…

En la Cuba de hoy, con tantas necesidades, con tantos trabajos mal hechos, la tenacidad y laboriosidad, resultan las únicas brújulas para ser alguien en la vida, para alcanzar un propósito relevante.

Si no hay esfuerzo, si no existen los deseos reales de hacer, nadaremos en las miasmas de la conformidad, la indecisión y por ende, la insatisfacción.

Con tomar las riendas de nuestra existencia, dejar la parálisis y realizar lo que a cada uno toca, estaríamos trastocando el refrán popular mencionado arriba en positivo, diría entonces: De mañana en mañana el carnero va criando la lana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s