El Caraqueño, productor de polvo de piedra en Martí.  Foto: Abel López Montes de Oca

El Caraqueño, productor de polvo de piedra en Martí. Foto: Abel López Montes de Oca

Por Mayuri Martín García

Comenta un colega que le conoce que debieran existir en cada municipio 15 hombres como el Caraqueño, para así resolver muchos de los problemas que aquejan a los pobladores.

Y es que el martiense Lázaro Martínez Galindo posee una característica que lo distingue entre los mortales, trabaja de sol a sol con el objetivo de convertir sus ideas en realidades, por imposibles que parezcan.

En el mundo de la construcción se inició cuando se edificaron las escuelas de Jagüey Grande, luego continuó en las grandes obras hoteleras de Varadero y con el transcurso de los años la vida le forzó a regresar a Martí a cuidar a su madre enferma. Aquí optó por el desarrollo de su familia y el de la comunidad.

Así, un día de 2011 comenzó a extraerle granos a la tierra, sobre todo frijoles y maíz, en una parcela asociada a la CCS Ciro Redondo, labor que no abandona. Pero como las producciones van asociadas al desarrollo, pronto se hizo más que necesario instalar un molino para procesarlas.

De tal manera nació la afición por las máquinas de hierro para triturar cualquier cosa, incluidas las piedras de la finca, acontecimiento que le ha llevado a la fama en Bibanasí, donde vive, y quizás un poco más allá, pues sus acciones fueron elogiadas como ejemplo a seguir, en el último recorrido nacional efectuado al Programa de Producción y Venta de Materiales de la Construcción.

Su molino de piedra, que nació hace un año más o menos, resultó de la recogida de hierros, “por aquí y por allá”, de disímiles lugares hasta del desmantelado central, de su afán por limpiar la finca de los molestos obstáculos y aliviar la precaria situación de los materiales de la construcción en su territorio, así como incrementar sus ganancias.

A las siete de la mañana arranca el molino y en poco más de tres horas elabora tres metros cúbicos lo mismo de polvo de piedra, gravilla, arena o recebo, según la necesidad del día. Para cada subproducto debe cambiar los martillos.

Son precisamente dichos elementos los que llevan constantes reparaciones pues se rompen con periodicidad al estar en contacto directo con la roca caliza, la única que muele el Caraqueño y de lo cual depende la calidad.

Las materias primas son seleccionadas a mano, narra este hombre curtido por el sol que después marcha a la finca. Para ello cuenta con la ayuda de tres jóvenes contratados, quienes se encargan de llenar la carreta en la jornada anterior y de transformarla al día siguiente. El trabajo es duro pero la paga buena y segura.

Lázaro Martínez no anda en remilgos con sus clientes. Ni por nada del mundo permite que regresen sin nada, “ellos pagaron su transporte y no pueden perder el viaje. Si no tenemos lo que necesitan, comenzamos a moler aunque no sea la hora fresca en que trabajamos. Lo mismo sucede con el dinero, puede venir sin él, se lleva lo que haga falta y luego lo paga. Aquí todos somos casi vecinos, no debe ocurrir ningún contratiempo”.

Las personas se convierten en clientes asiduos no solo por el buen fraguado de los materiales, sino también por la sistemática elaboración, cercanía y carencias en las ofertas estatales, pues un importante soporte del renglón lo constituía la pedrera del territorio y quedó cerrada hace 20 años.

El hombre de Bibanasí piensa la vida en positivo. Ama los perros, sobre todo a la dálmata Keila y cuatro más que comparten techo con él y su esposa. Tiene en alta estima la amistad y prefiere que los jóvenes estudien. Trata de resolver a todos y cuida por el bienestar de sus trabajadores. Como todo mortal debe tener defectos, pero a este se le conoce por su ímpetu de salir adelante.

Productores de polvo de piedra artesanales. Materiales de la Construcción, Matanzas, Cuba. Foto: Abel López Montes de Oca

Productores de polvo de piedra artesanales. Materiales de la Construcción, Matanzas, Cuba. Foto: Abel López Montes de Oca

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s